Charlier, Jean Michel

Nació el 30 de octubre de 1924 en Lieja (Bélgica) y estudio derecho, llegando a incorporarse a un despacho de abogados. Pronto descubría que su vocación estaba alejada de los tribunales y que quería dedicarse al mundo del cómic.
Tras la II guerra mundial empezó a trabajar como dibujante y guionista para revistas infantiles belgas.
En 1946 compartía casa con Víctor Hubinon, para quien creó el personaje de Bluck Danny, un aviador de la U.S. Navy, del que con el tiempo llegarían a publicar cerca de cincuenta álbumes. Para realizar esta obra se inscribió en una academia y siguió los cursos hasta obtener el carnet de piloto comercial, lo que en años posteriores a falta de contratos del cómic le permitió trabajar como piloto comercial.
En 1950 trabaja para la revista Spiru, en la que creará Soucof con dibujo de Hubinon, Oncle Paul junto a Eddy Pappe. Una reunión convocada por Charlier, para reivindicar a la revista Spiru cambios en las condiciones de trabajo, les valió a él, Goscinny y Uderzo que figurasen en las listas negras de las editoriales belgas, por lo que en los años siguientes realizo trabajos fundamentalmente para ganarse un salario.
Será en 1955 cuando se les propuso desde París a los tres represaliados crear la revista Pilote, en la que se crearon personajes tan conocidos como Astérix de Urdezo y Goscinny, Michel Tanguy de Charlier y Urdezo, El demonio del Caribe de Charlier y Hubinon, Jacques Legall de Charlier y Michel Taq. En 1959 crearía su personaje más importante, Blueberry, con dibujos de Moebius, obra que continuaría guionizando hasta su fallecimiento en 1989. El personaje principal de la obra es un teniente del ejercito americano con la cara de Jean Paul Belmondo, díscolo con la autoridad y aficionado al juego, lo que le llevará a residir en un fuerte fronterizo. A pesar del encanto personal del teniente Blueberry, parece estar perseguido por la mala suerte ya que la serie se inicia como marginado del ejercito a la que seguirán claras etapas de decadencia física en las que se convertirá en un renegado del ejercito, un prisionero en un penal bajo el mando de un sádico y finalmente condenado a muerte.
El éxito de Blueberry le llevo a una nueva saga, La juventud de Blueberry, dibujada por Colin Wilson, en la que desvelaba el pasado del personaje principal.
La obra de Charlier abarca multitud de álbumes en las que sus tramas eran ingeniosas y complejas, y en las que aparecían un sinfín de personajes y siempre basadas en una más que sólida documentación.
Su gran capacidad para realizar guiones, una creatividad inagotable y una afición al trabajo casi enfermiza en ocasiones, le llevaron a situaciones trampa que han quedado para siempre en sus comics. Ejemplo de estas son las acontecidas en Los demonios del Caribe, en que en un capítulo Barbarroja tira al mar los cañones para aligerar peso y dos capítulos después los vuelve a utilizar; o en Blueberry, en que el personaje empieza llamándose Steve y cambia luego por error a Mike y finalmente para subsanar el error será rebautizado como Mike Steve.
Al final de su carrera guionizó programas para la televisión a la par que continuaba con sus dos personajes favoritos Blueberry y Barbarroja


Personajes:


« Volver