Oesterheld, Hector

Nace en Buenos Aires el 23 de julio de 1919, de ascendencia alemana. Sus padres se preocupan por darle una buena formación y ya desde pequeño muestra una gran afición a la lectura . Lee desde clásicos de aventuras hasta clásicos de la literatura griega. De posición acomodada, en un principio pasa a otro tipo de vida cuando su familia pierde sus propiedades en medio de su educación primaria. Ya adolescente ingresa a la universidad buscando el Doctorado en Ciencias Naturales y como alumno-geólogo, recorre el país buscando yacimientos para YPF.
Aficionado al cine, del que le atrae su lenguaje, comienza a trabajar como corrector mientras escribe obras inéditas y trata de obtener el título universitario. En 1943 en la La Prensa publica Truila y Miltar, su primer cuento de difusión masiva donde ya se aprecian los valores éticos y estéticos que caracterizan el resto de su producción. Durante su carrera comparte estudios de minería y escritura de cuentos infantiles para editoriales diversas . Termina la universidad y se casa con Elsa Sánchez con quien tendrá 4 hijas : Estela, Diana, Beatriz y Marina.
Abandona la geología y se dedica por completo a su otra pasión: la escritura, ya que empieza a ser reconocido como guionista de historietas . En 1950 escribirá Alan y Crazy guionizada por Eugenio Zoppi, al que siguió Lord Comando un relato de guerra. Un año después realizaría Ray Kitt dibujada por Hugo Pratt y de trama policiaca. El siguiente año creó Bull Rocket, dibujado por Paul Campani, Francisco Solano y otros dibujantes y el que sería uno de sus primeros éxitos, Sargento Kirk, que inicialmente fue dibujada por Hugo Pratt y posteriormente por otros autores. En 1953 redactó Tarpón dibujado por Daniel Haupt, Uma-Uma con Solano Pérez e Indio Suárez con Carlos Freixas. En 1955 Dragón Blanco con Enrique Cristóbal y El Zarpa con Ivo Pavone. En 1957 Scout River para Luis Domínguez.
El mismo año fundará junto con su hermano la editorial Frontera para la que guionizará innumerables obras, siendo la primera Ernie Pike dibujada por Hugo Pratt, en la que el dibujante da al personaje principal la apariencia del guionista. Serie bélica en la que pone de manifiesto los horrores de la guerra. A partir de esta serie se impone un modelo a seguir: las historietas pueden entretener pero también transmitir ideas y valores humanistas .
A esta primera obra seguirán en su propia editorial Lucky Cruz, Ticonderonga (obra en la que analiza las guerras coloniales previas a la independencia de EEUU). En 1958 llegará otra de sus grandes obras con Solano como dibujante, El Eternauta, serie de ciencia ficción basada en la toma de Buenos Aires por alienígenas. A esta obra le seguirán Hueso Clavado con el dibujante Pavone, Randall con Arturo del Castillo, Sherlock Time con Alberto Breccia, Capitán Caribe con Dino Bataglia, Pereyra Taxista con Leopoldo Durañona, Mortimer con Rubén Sosa, Lor Pampa con Solano Pérez, y Watami con J. Moliterni. Con la crisis del cómic en Argentina su editorial quiebra en 1963, comenzando un período oscuro de en el que realizaron algunas obras completas que se publicaron en editoriales marginales como 'Birdman, Futureman y Manolo'.
En medio de la crisis surge otra obra maestra, Mort Cinder, en la que se narra junto a Alberto Breccia las historias de un preso que parecía ser inmortal.
En 1968 el mundo de posguerra ha cambiado y comienza a vivirse el apogeo de movimientos sociopolíticos contestatarios o revisionistas, lo que hace aparecer en escena un nuevo Oesterheld a través de El Che, una sorprendente biografía del Che Guevara realizada junto a Alberto Breccia .
Hacia 1969 otra versión actualizada de El Eternauta con Alberto Breccia para la Revista Gente a la que seguirían en años sucesivos Artemio el taxista de Buenos Aires con Néstor Olivera y Pablo Zahlut, Russ Congo con Carlos Clemen, La guerra de los Antares con León Napoo y Gustavo Trigo.
A partir de 1970 colabora con la editorial Columba creando Argón el justiciero y Gariele Medeleine. En 1975 trabajara para Record y dio nacimiento a Nekrodamus y Galac Master
Hacia 1976 con la llegada del Proceso de Reorganización Nacional comienza la persecución de todos los militantes políticos. Oesterheld debe permanecer clandestino y desde allí escribe otra versión de El eternauta para editorial Record donde trabajaba. Retoma lo escrito en 1957 pero dando cuenta a través de la ciencia ficción de la situación coyuntural que vive el país y anticipa un destino de horror.
El 21 de abril de 1977, un grupo paramilitar irrumpió en el domicilio de Oesterheld y éste fue secuestrado, torturado y desaparecido al igual que sus cuatro hijas.
Oesterheld continúa hoy desaparecido.


Personajes:


« Volver